¡La dilatación es un proceso dinámico!

¿En que momento la dilatación se ha convertido en un proceso estático?¿Cuando hemos decidido no dejar a la mujer que se mueva libremente y adopte las posturas que le está pidiendo su cuerpo en ese momento?¿Cuantas veces mas tenemos que escuchar «todo iba bien pero de repente se paró el parto y no dilataba más…»?

La dilatación es un proceso dinámico y mecánico, en el cual la presión que ejerce la cabeza del bebe sobre el cuello del útero y la movilidad que demos a la pelvis es fundamental para el descenso del bebe en el canal del parto y su salida a través de este. Cada contracción impulsa el útero de manera refleja, si adoptamos posturas en las que no permitimos esta presión (como ocurre tumbada boca-arriba), lo que supone ademas un bloqueo total de la pelvis, es normal que los partos se paren, estamos perdiendo esta acción mecánica e interrumpiendo la movilidad del anillo pélvico. También debemos tener en cuenta que las posturas en las que estemos encogidos dificultaran enormemente el movimiento del diafragma y por lo tanto la respiración evitando una buena oxigenación que es fundamental.

El papá debe de estar muy implicado y tener claro que cosas puede hacer para ayudar a la mamá durante este momento, facilitándola posturas con ayuda de cojines, balones y masaje para posibilitar el aumento de los diámetros pélvicos, la correcta respiración abdominal y la relajación entre contracciones.

Durante los grupos de preparación física enseñamos y practicamos todas estas posturas, con la ayuda de los elementos ya mencionados y vídeos para poder visualizar y entender mejor este proceso. También hacemos un aprendizaje fundamental de como se realizan los pujos de manera eficaz, pero eso os lo contaremos en el siguiente post.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *