Los “secretos” del clítoris. Parte II

Continuamos con la segunda parte de los “secretos” del clitoris, si no has leído la primera pincha aquí

¿Has intentando hacer  el ejercicio que te propuse? Era que probaras a dibujar tu anatomía externa e interna, ¿qué tal ha salido? ¿tienes todo controlado y en su sitio? ¿dónde y cómo has situado el clítoris? Hoy para completar el ejercicio te propondría una segunda parte, coge un espejo y mírate, si, sí, mírate “ahí abajo”. Muchas mujeres nunca se han mirado o sólo en ocasiones muy concretas cuando han tenido picor o han notado algo raro.

Y ahora seguimos con el post, donde nos habíamos quedado… ¡ah sí! con el pequeño e insignificante “botón” que resulta que sólo en eso que se ve, hay ni más ni menos que el doble de terminaciones nerviosas que el pene. Uy, pues parece que no es tan insignificante como pensabas ¿no crees? No te castigues, lamentablemente, no eres la única que lo piensa, perdón, que lo pensabas :-). En nuestra sociedad nos han hecho creer precisamente eso, que si somos más difíciles que ellos, que si lo nuestro es más pequeño… Ja! Pues e aquí la gran verdad y lo voy a poner en mayúsculas para que se quede grabado: EL CLÍTORIS ES EL ÚNICO ÓRGANO DEL CUERPO CUYA ÚNICA FUNCIÓN ES DAR PLACER. Entonces, si las mujeres tenemos un órgano exclusivo para el placer, habrá que aprovecharlo, ¿no? ¿Qué te parece?  Y ni más ni menos que tiene 8.000 terminaciones nerviosas frente a las 4.000 del pene, ufff pues para ser algo tan pequeño, tiene mucho potencial, y es que, no es solo lo que se ve. Lo que realmente vemos es el glande del clítoris que sería la punta del iceberg y el resto está más interno, pero tranquila que lo podemos estimular de igual mantera. Primero, vamos a ponerle “cara” con una imagen:

El clítoris consta de diferentes partes y al igual que en los hombres, el prepucio recubre el glande del clítoris que durante la excitación se hace más visible porque tiene capacidad de erección gracias a su tejido eréctil y su importante vascularización. Cómo puedes ver en la imagen los bulbos rodean la entrada de la vagina y los cuerpos van hacia los laterales. ¿Qué tamaño tiene realmente?  De 10-12 cm, que no es poco querida, y además es de los pocos órganos que no envejece y se puede seguir usando tengas la edad que tengas, de hecho una mujer mayor tendrá un 2,5 por ciento más grande el clítoris que es la adolescencia. Esto es muy importante, porque entre otros síntomas cuando llegamos a la menopausia la sequedad vaginal es uno de los problemas más habituales, problema que mejora si aumentamos la lubricación natural.

Vamos a desterrar otro mito, seguro que has oído hablar en más de una ocasión de que existen dos tipos de orgasmos, el vaginal y el clitoriano, pues ya te digo que NO. De hecho el amigo Freud, decía que una mujer no era madura si no tenía orgasmos vaginales, ya ves tu… Realmente como ves en la imagen es la estimulación de las diferentes partes del clítoris las que provocan los orgasmos, todos vienen del mismo sitio.

Por eso si quieres cuidar tu suelo pélvico y mantenerlo en forma, una de las mejores cosas que puedes hacer es tener orgasmos, ya que durante estos se realizar contracciones involuntarias que mejoran el tono muscular, además de la liberación de hormonas como las endorfinas que nos hacen sentir genial. Por lo que es un arma terapéutico  y que se puede entrenar, vamos que es el tratamiento perfecto y como dice una fisioterapeuta y matrona que me encanta no tiene dosis toxica :-D.

Espero que te haya resultado interesante esta entrada. Si es así, déjame un comentario y compártelo con mujeres a las que quieras y les pueda interesar.

Sonia Díaz Reques

Fisioterapeuta especializada en suelo pélvico.

Colegiada 40/0974

Los “secretos” del clítoris. Parte I

¿Sabes cómo es tu clítoris? Si te pidiera dibujar tus órganos sexuales externos, ¿sabrías?

Y más difícil aún, ¿sabrías dibujar tus órganos sexuales internos? ¿ Y el clítoris? Tan sólo es la “bolita o botón” que se ve ¿no?

Si quieres salir de dudas sigue leyendo…

Pongamos que es el año 2018, ¡uy que casualidad! si resulta que es el año en el que estamos, parece que voy a hablar de ciencia ficción y así es… porque para lo que te voy a contar te podría decir que estamos en el año 2050 o en cualquier otro del futuro. Llevamos muchos años en los que la mujeres tenemos acceso a la información por diferentes medios, desde libros, charlas y últimamente y lo que nos aporta un sin fin de conocimientos, Internet, de hecho aquí estás, te ha llegado mi newsletter con la entrada o directamente lo estas viendo en el blog. Según los estudios la alfabetización actual de las mujeres en España es de un 97,70 %, por lo que nada nos impide acceder a toda esta información de la que hablamos. La pena es que realmente no es así.  Y no, no soy la primera en escribir sobre esto y espero, de verdad, que tampoco la última…

Al principio del post, te hacía varias preguntas, quiero que te tomes un segundo y mentalmente, o si lo prefieres con boli y papel intentes dibujar nuestra anatomía. Y aquí entra en juego algo muy importante, ¿te has visto alguna vez tus genitales? Muchísimas mujeres nunca lo han hecho.  En caso de que tu respuesta sea sí, lo tendrás un poco más fácil para hacer el ejercicio que te propongo.

Continúa leyendo

Libros recomendados durante el embarazo y el postparto

Me  ha resultado difícil elegir pocos libros que me parecen muy interesantes para leer durante el embarazo y crianza

pero no te iba a poner una lista infinita.  Por supuesto hay muchísimos más y la recomendación

es tanto para que lo lean las mamás como los papás. Así que aquí van…

Carlos Gonzalez

 

La trilogía de “Comer, Amar y Mamar: Guía de crianza natural” que contiene sus tres libros más populares, Bésame mucho”, “Un regalo para toda la vida” y “Mi niño no me come”. Los puedes adquirir por separado o en un tomo grande con este nombre. Carlos González es pediatra,  en los libros habla de la lactancia materna, el sueño del bebe, la alimentación complementaria y diferentes temas  y dudas que se nos pasan por la cabeza a los padres sobre todo si somos primerizos. Muy interesante, te lo detalla por temas, por lo que puedes leerlo de corrido o ir a lo que más te vaya interesando en función de los meses y necesidades vuestras y del bebé.

 

 

 

 

Continúa leyendo

Mis 5 favoritos durante la lactancia materna

Durante el embarazo y los preparativos, no sabes muy bien que comprar, que será realmente necesario y en el mercado hay miles de cosas como para perderse. Como se suele decir, la experiencia es un grado y como no puede ser de otra manera eso me ha pasado con la lactancia y sus altibajos, pero de lo que os voy a hablar es de varios objetos útiles que me parecen, por lo menos a mí, indispensables para hacerte el día a día de la lactancia más fácil.

Empezamos…

Con el numero 1 como no podía ser de otra forma… Ya sabes que soy muy muy fan del cojín de posicionamiento o de lactancia, en mi caso es el alargado que se ve en la primera foto, mi compañero de fatigas durante el embarazo, hasta tal punto que mi marido le puso hasta nombre porque era uno más en la cama :-), seguro que más de una se siente identificada. Aunque también los hay en forma de herradura como en la foto de la derecha. ¿Por qué me parece importante? Porque el correcto posicionamiento tanto tuyo como del bebé van a garantizar un correcto agarre para que la succión sea buena, fundamental para no tener grietas ni molestias añadidas en el pecho. Ademas evitamos posturas forzadas y sobrecargas musculares al dejar el peso del bebé encima del cojín en vez de sobre nuestros brazos.

cojincojin-lactancia-boppy-prenatal

Número 2, las camisetas de lactancia, en mi caso las he utilizado y sigo principalmente en casa y para dormir, para salir a la calle prefiero los sujetadores de lactancia que tienes más sensación de sujeción y me resultan más cómodos. Muy útiles para dormir, tener el pecho accesible y en mi caso, que no es que sea especialmente friolera pero si que prefiero tener la espalda y la tripa tapada.

Número 3, las muselinas, ¿no sabes lo que es una muselina? Creo que de las frases que más he repetido durante los primeros meses es, “pasarme la muselina”, son unas telas normalmente muy finas, de algodón o bambú, en mi caso recomiendo las de bambú. Las he usado tanto para limpiar al peque después de mamar los berretes de gato que se les quedan ;-), también cuando echan el aire que en muchas ocasiones va algo más que aire para que no te manchen y luego también las hay más grandes que vienen genial para taparles en verano porque transpiran muy bien y dan el calor justo.

muselinas-bonjour-bebe-online-moda-bebes

Número 4, discos de lactancia, fundamentales, sobre todo al principio y luego cuanto te incorporas al trabajo si sigues con lactancia también. Hay en dos formatos, de usar y tirar y unos lavables en lavadora que los he visto hace poco por Internet pero no los he usado. Otra de mis frases repetidas es, ¿dónde está mi disco? jeje.

imagesdiscos-de-lactancia-lavables-imse-vimse-800x800

Número 5, una luz para por la noche. Tanto para poder ver al peque como para la lactancia, viene muy bien tener un punto de luz tenue que no os desvele. En mi caso al principio si que me sentaba para dar el pecho, pero luego tumbada de lado me resultaba mucho más cómodo, se despierta menos él (que ya de por sí son muchas veces) y me da la sensación  de acabar menos agotada.

Luz_compania_2_PA6049

Por supuesto, a cada una le puede parecer más o menos interesante o tener sus 5 favoritos de lactancia, si quieres dejar en comentarios cual son los tuyos seguro que a más de una le ayuda :-).

Espero que te haya gustado esta nueva entrada y sección, si quieres proponer algún tema, estoy abierta a sugerencias.

Gracias por estar ahí.

Sonia Díaz Reques

Fisioterapeuta especializada en suelo pélvico.

Colegiada 40/0974

¿Qué es la anorgasmia?

Al hilo de la entrada sobre disfunciones sexuales, hoy vamos a hablar de la anorgasmia dentro de los trastornos del orgasmo.

¿En que consiste? ¿Qué tratamientos tiene?

Sigue leyendo para saber más…

Dentro de las diferentes disfunciones sexuales que hemos ido hablando en los post anteriores y que puedes ver pinchando encima de cada uno de ellos, tenemos la anorgasmia. (¿Qué es el vaginismo? ¿Sabes que es la dispareunia?

La anorgasmia, se entiende como tal cuando hay una falta de orgasmo después de una fase de excitación normal y adecuada en intensidad, duración y tipo.

Como ocurría con las otras disfunciones también en este caso las podemos catalogar como anorgasmia primaria cuando nunca ha habido orgasmo,  donde en la mayor parte de los casos la causa emocional donde la función erótica no se ha establecido correctamente;  fisiológicas como en el caso de trastornos neurológicos como la espina bífida o anatómicas como una agenesia vaginal.

En el caso de anorgasmias secundarias, como siempre la parte psicológica tiene un papel importante pero a nivel físico se puede ver alterado tanto nivel muscular como neurológico, esto nos puede provocar causas funcionales como la hipotonía (disminución del tono), déficit de sensibilidad etc.

En el tratamiento de fisioterapia buscaremos normalizar el tono y la contracción muscular,  mejorar la propiocepción, es decir el conocimiento del propio cuerpo con técnicas de autoexploración y con masaje psicosensorial. Con este tipo de técnicas conseguimos en mucho de los casos recuperar esta parte primordial de la función sexual.

Pero como hemos explicado anteriormente y en muchas de las disfunciones sexuales que hemos ido viendo, el tratamiento psicológico va a ser fundamental en mucho de los casos y que el abordaje sea multidisciplinar va a ayudar a superar la disfunción con la que nos encontremos.

¿Te ha resultado interesante esta entrada? Espero que sí, te espero en la próxima.

Ya sabes que cualquier duda o consulta nos la puedes hacer llegar.

Saludos!

Foto

Sonia Díaz Reques

Fisioterapeuta especializada en suelo pélvico.

Colegiada 40/0974

¿Sabes que es la dispareunia?

Al hilo de la entrada sobre disfunciones sexuales, hoy vamos a hablar de la dispareunia dentro de los trastornos por dolor,

¿En que consiste? ¿Qué tratamientos tiene?

Sigue leyendo para saber más…

Si no leíste la entrada sobre disfunciones sexuales, te invito a que la eches un ojo primero para luego ir viendo el resto de entradas relacionadas como es esta :-), solo tienes que pinchar aquí.

Y para ver la otra entrada relacionada, sobre el vaginismo, puedes pinchar aquí.

La dispareunia se define como dolor o sensación de molestia durante las relaciones sexuales, puede afectar tanto a hombres como mujeres durante las diferentes fases de la relación sexual. Como nos pasaba con el vaginismo, también la podemos clasificar en primario, si está presente desde las primeras relaciones sexuales o secundario en el caso de que la aparición haya sido secundaria a algún hecho físico, emocional o con alguna causa no concreta.

En el caso de la mujer y por las características anatómicas tanto externas como internas, podemos clasificarla también por dispareunia superficial, media o profunda.  Vamos a ir viendo cada una de ellas y que síntomas pueden dar.

vejiga

Continúa leyendo

Libro 39 semanas de Esther Gili

No sé me ha ocurrido mejor forma de terminar el año en el blog que enseñándoos un poquito de este libro fantástico

que ha caído en mis manos gracias a una gran amiga y que me ha encantado. Muy recomendable para leer durante el embarazo o en el postparto.

 Por supuesto, gracias a Esther, por ser tan amable de dejarme compartir con vosotras su libro 🙂

ATENCIÓN: Esta publicación tiene algunas imágenes de spoiler, pero es que  tenéis que verlas y os vais a enamorar 

portada

No te puedes imaginar las risas que me he echado con sus explicaciones, experiencias y vivencias de la maternidad con un toque de humor fantástico, así que para abriros boca os voy a ir dejando algunas de las cosas más divertidas y útiles que te vas a poder encontrar, acompañadas por supuesto de sus ilustraciones que son más que fantásticas.

intro

Continúa leyendo

¿Qué es el vaginismo?

Al hilo de la anterior entrada sobre disfunciones sexuales, hoy vamos a hablar del vaginismo, quizá nunca hayas oído esta palabra o quizá te suene, ¿en que consiste? ¿qué tratamientos tiene?

Sigue leyendo para saber más…

Si no leíste la entrada sobre disfunciones sexuales, te invito a que la eches un ojo primero para luego ir viendo el resto de entradas relacionadas como es esta :-), solo tienes que pinchar aquí.

El vaginismo es una alteración sexual caracterizada por la imposibilidad de penetración vaginal tanto del pene, un dildo, incluso un dedo o un espéculo, debido a un espasmo de la musculatura de la vagina y que muchas veces esta asociada a un espasmo del resto de la musculatura perineal. Podemos diferenciar dos tipos: primario y secundario.

  • El vaginismo primario está mas asociada a un problema psicológico, abusos o por el tipo de educación que provoca un trastorno de la función erótica. En este caso el abordaje psicológico es primordial y prioritario para poder realizar después de forma coordina el tratamiento físico, donde se realizan en primer lugar técnicas mas globales de relajación, masajes sensoriales, intentando inhibir el sistema simpático perineal que es el encargado de generar el espasmo en la musculatura de la vagina. Después, una vez que se haya avanzado tanto en la parte psicológica como en la parte física a nivel global, se procede a técnicas mas locales donde buscamos la relajación progresiva con biofeedfack negativo, automasaje y dilataciones progresivas.
  • El vaginismo secundario, la mujer si que ha mantenido relaciones sexuales sin problema y a partir de un determinado momento, por un trauma emocional o un problema a nivel médico o funcional, se imposibilita la penetración provocando una dispareunia. Igual que el el primario, si el origen es de tipo emocional, la psicoterapia será el primer tratamiento y si es a nivel funcional el tratamiento será encaminado a la dispareunia que veremos en las siguiente entrada.

En cualquiera de los casos, es fundamental que si la mujer tiene pareja, este totalmente implicado y empatizado, para ir progresando poco a poco, sin forzar las relaciones sexuales que pueden provocar en muchos casos un retroceso en el tratamiento, ralentizando mucho este, ya que los pequeños pasos que se dan en la terapia coordinada son grandes avances para la mujer y su calidad de vida.

¿Te ha resultado interesante? En la próxima entrada trataremos la dispareunia.

Saludos!

 

Disfunciones sexuales y Suelo Pélvico

Muchas mujeres tienen disfunción sexual desde sus primeras experiencias sexuales o pueden aparecer a lo largo de la vida por diferentes causas. ¿Como funciona la líbido y la respuesta sexual? ¿Qué alteraciones nos podemos encontrar? Y sobre todo ¿Podemos hacer algún tratamiento desde la fisioterapia?

Sigue leyendo para conocer más…

La respuesta sexual humana es el conjunto de cambios físicos y hormonales que experimentan los seres humanos ante el estímulo sexual. Fue estudiada por el  ginecólogo William Masters y la Psicóloga Virginia Johnson.  Se desarrolla de manera diferente en la mujer que en el hombre, y para ver el origen de la disfunción, debemos conocer las diferentes fases de la respuesta sexual y cual de ellas está alterada.

Según Masters&Johnson, hay cuatro fases:  excitación, meseta, orgasmo y resolución. La excitación o libido depende de diferentes factores, niveles hormonales, (andrógenos), estimulación táctil, visual o auditiva, y lo prioritario en las mujeres en muchos casos de disfunción, la autorización a nivel cortical.  Aunque no hay estudios al respecto, se cree que el principal impulsor de la excitación en el hombre es visual y en el caso de la mujer se desencadena con componentes mucho más amplios (miradas, caricias, palabras, etc)

grafica-respuesta-femenina

Según la Organización Mundial de la Salud, las disfunciones sexuales son uno de los problemas que más afectan a la calidad de vida de la mujer  y puede estar relacionado con los diferentes elementos que caracterizan la sexualidad humana como son por orden, el deseo, la excitación, el orgasmo o la satisfacción sexual que experimente la mujer o por otro lado que aparezca dolor asociado durante las relaciones sexuales. Se estima que aproximadamente el 40-45 % de las mujeres adultas presentan disfunción sexual, un indice muy elevado que no podemos pasar por alto.

Continúa leyendo