¿Cuál es la mejor postura para dar a luz?

¿Cómo ha evolucionado las posturas de parto a lo largo de la historia? ¿Existe una postura perfecta y única para dar a luz? ¿Cada mujer tiene unas necesidades diferentes en cuanto a su tipo de parto, posición del bebé, relación de su pelvis con la cabeza de su hijo? ¿Hay otras opciones diferentes a la postura de decúbito supino ginecológica o también llamada de litotomía ? Si te interesa conocer estas y otras preguntas quédate por aquí…

A lo largo de la historia tenemos no muchas referencias de como eran los partos, pero en casi todas se describen en posiciones verticales, desde la antiguo Egipto donde aparecen de rodillas o en sillas especiales hasta Grecia donde se sitúan en sillas de parto con asiento abierto y la posibilidad de poder mover el respaldo. Si nos situamos en el 1492, época en la que Cristobal Colón descubrió América, en la cultura precolombina, se realizaban los partos en posturas predominantemente verticales, tanto en cuclillas como arrodilladas o sentadas. Entonces, ¿Cómo llegamos a la postura de litotomía? Se habla del rey Luis XIV que para estar presente el en el parto de sus mujeres y poder verlas con claridad, las mandaba tumbarse, práctica que se extendió y popularizó en Francia. Después, en el siglo XVIII Francois Mauriceau, partero de la corte del rey de Francia en esa época, escribió un libro proclamando los beneficios de la postura horizontal y desde Francia la práctica se extendió al resto de Europa e incluso a Estados Unidos hasta la actualidad.

Desde hace ya varios años, desde diferentes movimientos se está tratando de volver a utilizar posturas con mayor uso de la gravedad y con mayor protagonismo para la mujer decidiendo en que posición se encuentra mas cómoda. Como uno de los precursores, tenemos al obstetra francés Michel Odent que popularizó el alumbramiento en agua en Londres y describió:

«A la mujer que está en trabajo de parto se la urge a confiar en lo que ella siente, a moverse como le parezca, a tomar, de manera espontánea cualquier posición. Puede caminar, sentarse, arrodillarse, apoyarse en alguien o en algo o también acostarse si eso le es cómodo. Cuando se les da esa libertad las mujeres raramente eligen la posición dorsal o la de semisentada por largos períodos de tiempo, porque simplemente no están cómodas».

Continúa leyendo

Dolor pélvico crónico

¿Qúe es el dolor pélvico crónico? ¿A Quien afecta?¿Qué tratamientos pueden ser efectivos? Sigue leyendo…

El dolor pélvico crónico es un dolor persistente en la región pélvica, que se da tanto en hombres como en mujeres,  puede extenderse desde la zona diafragmática hasta por debajo de la pélvis, con una duración superior a 6 meses. Engloban  diferentes cuadros clínicos, normalmente asociado a las vías urinarias, la función sexual, problemas digestivos, de suelo pélvico o ginecológicos, con consecuencias cognitivas, comportamentales, sexuales y emocionales.

Se habla de una prevalencia de aproximadamente un 14,5 % de mujeres y en hombres

Dentro del dolor pélvico crónico nos encontramos varias patologías que iremos describiendo en otras mini-entradas que son:

  • Vaginismos.
  • Vulvovestibulitis.
  • Dispareunia.
  • Endometriosis
  • Neuralgia del pudendo.
  • Cistitis intersticial
  • Prostatisis crónica.

Los tratamientos son igualmente variados como los síntomas, pero está demostrado que diversas técnicas de fisioterapia mejorar la calidad de vida y en muchos casos resuelven parte de los síntomas. Este dolor genera un cuadro de hipertonía (aumento de tono muscular) en el suelo pélvico y región pélvica que provocan un Sindrome miofascial (SDM)  que afecta a los musculos y las fascias (tejido que envuelve a la musculatura y a todas las estructuras corporales), por lo que los tratamientos de fisioterapia irán encaminados a disminuir el dolor y diminuir el tono muscular. Para ello es fundamental una evaluación de todo el conjunto abdomino-pélvico para poder determinar que musculatura está implicada. Técnicas manuales como tratamiento de puntos gatillo miofasciales, estiramientos, tratamiento del diafragma torácico y pélvico, masoterapia, como instrumentales  la hipertermia y el biofeedback negativo han dado muy buenos resultados también en la disminución y manejo del dolo y tono muscular.

También es fundamental implantar una serie de cambios higiénico-dietéticos que van a ayudar disminuir el cuadro clínico, como una buena hidratación y evitar el estreñimiento, intentar dormir correctamente y realizar alguna técnica de relajación y a nivel de alimentación, evitar alimentos proinflamatorios.

Desde el punto de vista médico cuando hay un problema clínico claro se utilizan diferentes medicamentos o cirugías con el fin de quitar la compresión del nervio, en el caso del pudendo.

En el caso del vaginismo, el componente psicológico es fundamental, por lo que el tratamiento físico realizado por el fisioterapeuta siempre va a seguir en una misma línea consensuada con el psicólogo para poder avanzar correctamente.

Pero todos estos factores los iremos contando en sucesivos post.

Saludos!

Varices vulvares durante el embarazo

¿Sabías que existen las varices vulvares y que pueden aparecer en el embarazo? ¿Sábes como tratarlas y que indicaciones tienes que seguir para aliviar sus sintomas? Sigue leyendo y te contamos todo

En el embarazo se producen una serie de cambios fisiológicos que son normales, como una vasodilatación y aumento de flujo en la zona de los genitales y útero, esto es debido a que se crean vasos nuevos y otros se dilatan. Todos estos cambios hacen que la vulva cambie de color a un tono mas intenso en vez del color rosado habitual.

Aunque no son muy frecuentes, ya que solo aparecen en menos de un 7 % aproximadamente de las mujeres, alrededor de la semana 20 de gestación, si que es interesante conocer sus síntomas para poder identificarlos y en caso necesario acudir a nuestra matrona y/o ginecólogo de referencia. La apariencia es de una vena de tono azulado en la zona de los labios, lo mas frecuente es que se encuentre solo en un lado, suele acompañarse con sensación de pesadez en la zona pélvica, en ocasiones con prurito (picor) y algunas veces con dolor. También puede aparecer hemorroides y aumento de las varicosidades en miembros inferiores.

Normalmente el tratamiento es conservador, intentando no pasar mucho tiempo sentada ni de pie, uitilizar medias de compresión, duchas de contraste por las piernas (agua fria- agua caliente, terminando siempre con agua fria) para ayudar a las venas a que realicen vasocontriccion y vasodilatación respectivamente, y asi mejorar el retorno sanguineo, también podemos utilizar  frio local para disminuir el rubor y dolor de la zona.  Aplicarnos cremas con caléndula que tiene un efecto calmante, colocar las piernas en alto y realizar ejercicios circulatorios de  miembros inferiores va a ayudar a disminuir la congestión pélvica y mejorar la pesadez de miembros inferiores.

Desde la fisioterapia, la técnica de elección es el drenaje linfático manual que nos va a ayudar a disminuir el edema mejorando la pesadez y congestión.

En cuanto al masaje perineal, si no existe ninguna pauta medica que lo contraindique se puede realizar, aun así antes de comenzar a realizarlo en la semana 34 consulta a tu ginecólogo y/o matrona.

¿Tienes dudas? ?¿Quieres hacer alguna pregunta? Te espero en los comentarios encantada.

Saludos.

Preparación física para embarazadas vs Preparación al parto (Educación Maternal)

¿Es lo mismo Preparación Física que Preparación al Parto o mejor dicho Educación Maternal? ¿Lo imparten los mismos profesionales sanitarios? ¿Es compatible y útil realizar ambas? Estas son alguna de las preguntas que las mamás me suelen hacer cuando vienen a pedir información al centro, en este post vamos aclararlas y a ver la utilidad de ambas.

Lo primero que debemos aclarar es que son totalmente compatibles y aún mas complementarias, el primer caso lo impartimos los fisioterapeutas especializados en suelo pélvico, tanto en grupo como de manera individual, normalmente desde la semana 20 hasta el final del embarazo. Lo que queremos conseguir con estas sesiones es trabajar y preparar el cuerpo durante el embarazo minimizando los problemas derivados de la ganancia de peso, el cambio del centro de gravedad etc. ¿Cómo vamos a conseguir esto? Principalmente con ejercicios para fortalecer la musculatura tanto de suelo pélvico como del abdomen, con contracciones específicas para los diferentes tipos de músculos, también trabajando la respiración, mejorando el control motor y propiocepción de nuestro cuerpo fundamental para saber actuar y escuchar sus necesidades durante la gestación, parto y postparto. Cuanto mejor preparada esté la musculatura, mejor va a ser el parto y la recuperación posterior, también hacemos un trabajo muy importante flexibilizando las articulaciones pélvicas, dándolas mas movilidad ayudamos en la biomecánica pélvica para el parto ( si te perdiste este post, pincha aquí). El control de la respiración, va a ser fundamental a la hora de la dilatación-parto y saber respirar correctamente (que aunque parezca mentira no todos sabemos), de forma coordinada tanto con las contracciones como con la relajación nos va a dar mucho mas control y tranquilidad de la situación.

Por otro lado la educación maternal la imparte enfermeras con la especialidad de matronas, cada matrona distribuye la duración y los contenidos, pero lo más habitual es que se empieze sobre la semana 28 de gestación y tengan una duración de 6-8 sesiones y los contenidos que abordan en las  clases van desde cambios en el cuerpo de la mujer en el embarazo y en el puerperio, cuidados del recién nacido y lactancia materna, como es el curso clínico del parto fundamentalmente, este último muy importante, no solo para entender mejor el proceso en si, sino también para que tanto  la madre como el padre o acompañante sepan también cuando acudir al hospital, como actuar como figura de apoyo y los protocolos básicos que se siguen en el centro de referencia de la ciudad.

Espero que te haya resultado interesante, para cualquier duda o sugerencia déjala en la barra inferior o a través del contacto.

Gracias por compartir!

La importancia de saber los movimientos de tu pelvis que van a ayudar a tu bebé durante la dilatación y el parto

¿Conoces tu pelvis y qué pasa durante la dilatación? 

¿Sabes qué movimientos y posiciones van a ayudar a tu bebé durante todo el proceso?

Si quieres sabes más sigue leyendo…

Una parte fundamental del trabajo del fisioterapeuta perineal y que a mí me apasiona especialmente, es ayudar a la mujer a conocer y entender su cuerpo durante el embarazo, para que al llegar el momento del parto sepa escuchar que necesidades tiene y como adoptar diferentes posturas le puede ayudar mucho. Ya te hablé del proceso de dilatación y de la importancia de que sea dinámico para que el bebé puede bajar por el canal del parto y ayudarle en este proceso (si no has leído el post, puedes verlo aquí, también te puede interesar, llegó el parto, llegó la maratón).

¿Qué es realmente la biomecánica pélvica y porque nos ayuda tanto conocerla para el parto?

Continúa leyendo

4 recomendaciones de compras para la maternidad

Vivimos en la era de Internet, con posibilidad de ver miles de artículos a tan solo un click o de cogernos el coche e irnos a la tienda o al centro comercial mas próximo, donde nos podemos quedar apabulladas con tantísimos objetos para nuestro embarazo y postparto, Pero, ¿Que es realmente útil? ¿Que cosas pueden ser beneficiosas para mis salud y la de mi bebé en este periodo? Aquí va una serie de recomendaciones que he ido recopilando en todas las horas que paso con las mamás y lo que yo me compraría y por que.

Continúa leyendo

Incontinencia urinaria: tipos y tratamiento fisioterápico II

En el otro post hablábamos de la incontinencia urinaria y sus tipos, aquí te dejo el enlace por si te lo has perdido y seguimos….

Incontinencia Urinaria de Urgencia (IUU), supone la pérdida involuntaria de orina acompañada o precedida por urgencia, las mujeres que tienen este tipo de incontinencia suelen decir,

“Es llegar a la puerta de casa y en cuanto toco el picaporte no me puedo aguantar, tengo que ir corriendo al baño y muchas veces no llego”.

Normalmente también se suele dar un aumento de la frecuencia miccional, tanto diurna como nocturna y en muchos casos se asocia con mujeres con vejia hiperactiva, por eso ya se habla habitualmente del Síndrome de vejiga hiperaciva, donde englobamos tanto el aumento de frecuencia miccional como los síntomas de urgencia. ¿Cuándo consideramos que hay un aumento de las veces que vamos al baño a orinar? Por normal general se considera que mas de 7-8 veces diarias, pero para tener en cuenta este parámetro debemos de conocer  tanto la alimentación como la ingesta de líquido. Por regla general también tenemos en cuenta la consideración del paciente de esos cambios en sus hábitos y de frecuencia.

En estos casos pruebas como el estudio urodinámico nos van a dar la clave de como reacciona la vejiga al llenado, aumento de presión y vaciado. En este tipo de incontinencia tras valorar toda la musculatura hay una parte fundamental de tratamiento conductual.

Incontinencia Urinaria Mixta (IUM), hablamos de ella cuando aparece tanto en momentos de esfuerzo como asociada a imperiosidad o urgencia, suele ser mas habitual que la anterior y el tratamiento a llevar a cabo va a ser el mencionado en las dos anteriores.

Incontinencia Urinaria por Rebosamiento, aparece cuando la vejiga no limita la capacidad de almacenaje, hay una hipoactividad de esta y no regula el llenado, de forma que no se sienten ganas de orinar y hay pérdidas de orina en forma de goteo. Puede verse afectada por un origen orgánico por obstrucción o neurológico.

Siempre que existan pérdidas se deben de consultar, aún solo un porcentaje bajísmo  de las mujeres consulta por verguenza, y la incontinencia provoca un impacto brutal en su vida tanto a nivel social para realizar actividades, contando incluso las rutas que va a poder realizar que donde ella controle los baños que hay disponibles o incluso dejando de salir de casa por miedo, como a nivel personal en pareja, esto debe de cambiar.

Ya sabes que aquí debajo está la barra de comentarios, estoy encantada de resolverte tus dudas o sugerencias.

Nos vemos en la próxima entrada. ¡Gracias por compartir!