Lo que la Fisioterapia en Lactancia Materna puede hacer por vosotros

¿Qué es la Fisioterapia en Lactancia Materna? ¿Cómo os puede ayudar? 

¿En qué tipos de problemas podemos ayudaros?

 

Del 1 al 8 de octubre se ha celebrado la Semana Mundial en Lactancia Materna y hemos compartido en RRSS información con respecto a la lactancia, el trabajo que hacemos y que profesionales pueden ayudaros en esta etapa.

La lactancia materna es el alimento idóneo para el recién nacido. La OMS (Organización Mundial de la Salud) la recomienda de manera exclusiva hasta los seis meses de edad. A partir de ese momento, los bebés deben recibir alimentos complementarios e inocuos desde el punto de vista nutricional, sin abandonar la lactancia natural hasta los dos años de edad, o más tarde.

Una de las funciones más importantes que tiene el bebé, es mamar. Y mamar no sólo conlleva la nutrición, sino protección, amor, contacto, seguridad, hidratación, salud, apego,… Si es una de las funciones más importantes, y tiene dificultades ¿qué otros problemas pueden aparecer a medida que el bebé va creciendo? Problemas en la lactancia es el primer indicador de que vuestro bebé necesita apoyo. No podemos restar importancia a que un bebé no mame correctamente. En muchas ocasiones, se trata de un problema de falta de información, de posición.. sin embargo, otras tantas, puede haber un problema músculo-esquelético. Y es ahí donde entra el papel del fisioterapeuta.

Como fisioterapeutas en lactancia materna, podemos tratar los posibles problemas músculo-esqueléticos que puedan surgir a través de la terapia manual, pero además, lo que nos diferencia de otros profesionales, es que tenemos conocimientos actualizados en la materia y somos capaces a aunar ambas partes (conocimiento en la materia y terapia manual) para ayudar a tratar los problemas que vayan apareciendo. Somos un eslabón más para ayudar a las madres y bebés, no sólo en la cuestión de alimentación, sino de desarrollo. Afortunadamente, hoy en día podemos contar con la ayuda de un amplio campo de profesionales entre los que se encuentran las matronas, las asesoras de lactancia, las IBCLCs y los pediatras. Sin olvidarnos de la importancia que cobra el apoyo de la pareja y el resto de familiares.

Para identificar si tenemos un problema en lactancia materna basta con ver si el bebé hace daño al pecho de la madre, dando lugar a grietas, obstrucciones, mastitis… o que no coge el peso necesario, etc. Desde la fisioterapia, valoraremos al bebé, no sólo el movimiento espontáneo, pero también las estructuras y los reflejos primitivos. Y con estructuras me refiero a la pelvis del bebé, a su columna vertebral, al cráneo, a la musculatura, etc. Y os pongo algunos ejemplos:

  • Si el bebé tiene un problema cervical, bien sea muscular o articular, que le impida mover el cuello con naturalidad, va a ser muy difícil que mame manteniendo el eje oreja-hombro-cadera alineado. En este caso, habrá que adaptar la postura de la mamá y del bebé hasta que el problema de base esté solucionado.
  • Por otro lado, la cabecita de los bebés aún no está formada y los huesecitos que la componen tienen cierta movilidad, prueba que se contrasta cuando se solapan al pasar por el canal del parto y se reorganizan a los pocos minutos. Si entre esos huesecitos existiese una falta de movilidad, pueden estar limitando otras estructuras, como pueda ser el movimiento de la lengua, que deben ser valoradas y tratadas.
  • Si por el contrario, se trata de un problema de producción, hay que valorar que la succión en verdad sea efectiva, con una frecuencia ideal… Es importante aquí impartir educación para la salud en lactancia materna.

Si te preguntas cuándo acudir a nosotros, la respuesta es sencilla: en cuánto aparezca dolor y se mantenga tras consultar con los otros especialistas en esta área, porque quizá no sea un problema postural, si no músculo-esquelético. De todos modos, siempre es recomendable hacer una revisión de fisioterapia en torno a las tres semanas o el mes, aunque el bebé no tenga problemas al mamar, esté cogiendo peso bien, sin hacer daño a la mamá, se quede saciado, empape pañales..

Para finalizar, la lactancia es de las madres. Frase que Jose Luis García repite sin cesar, y es verdad. Son las madres las que deciden, y como profesionales, tenemos que acompañar a esa madre y bebé en las decisiones que hayan tomado, desde la información, el respeto y el amor.

No dudes en consultarnos si tienes alguna duda, ¡estaremos encantadas de ayudaros!

Un saludo a todos,

Beatriz Martin Bravo

Equipo Fisio +

 

Libros recomendados durante el embarazo y el postparto

Me  ha resultado difícil elegir pocos libros que me parecen muy interesantes para leer durante el embarazo y crianza

pero no te iba a poner una lista infinita.  Por supuesto hay muchísimos más y la recomendación

es tanto para que lo lean las mamás como los papás. Así que aquí van…

Carlos Gonzalez

 

La trilogía de “Comer, Amar y Mamar: Guía de crianza natural” que contiene sus tres libros más populares, Bésame mucho”, “Un regalo para toda la vida” y “Mi niño no me come”. Los puedes adquirir por separado o en un tomo grande con este nombre. Carlos González es pediatra,  en los libros habla de la lactancia materna, el sueño del bebe, la alimentación complementaria y diferentes temas  y dudas que se nos pasan por la cabeza a los padres sobre todo si somos primerizos. Muy interesante, te lo detalla por temas, por lo que puedes leerlo de corrido o ir a lo que más te vaya interesando en función de los meses y necesidades vuestras y del bebé.

 

 

 

 

Continúa leyendo

Mis 5 favoritos durante la lactancia materna

Durante el embarazo y los preparativos, no sabes muy bien que comprar, que será realmente necesario y en el mercado hay miles de cosas como para perderse. Como se suele decir, la experiencia es un grado y como no puede ser de otra manera eso me ha pasado con la lactancia y sus altibajos, pero de lo que os voy a hablar es de varios objetos útiles que me parecen, por lo menos a mí, indispensables para hacerte el día a día de la lactancia más fácil.

Empezamos…

Con el numero 1 como no podía ser de otra forma… Ya sabes que soy muy muy fan del cojín de posicionamiento o de lactancia, en mi caso es el alargado que se ve en la primera foto, mi compañero de fatigas durante el embarazo, hasta tal punto que mi marido le puso hasta nombre porque era uno más en la cama :-), seguro que más de una se siente identificada. Aunque también los hay en forma de herradura como en la foto de la derecha. ¿Por qué me parece importante? Porque el correcto posicionamiento tanto tuyo como del bebé van a garantizar un correcto agarre para que la succión sea buena, fundamental para no tener grietas ni molestias añadidas en el pecho. Ademas evitamos posturas forzadas y sobrecargas musculares al dejar el peso del bebé encima del cojín en vez de sobre nuestros brazos.

cojincojin-lactancia-boppy-prenatal

Número 2, las camisetas de lactancia, en mi caso las he utilizado y sigo principalmente en casa y para dormir, para salir a la calle prefiero los sujetadores de lactancia que tienes más sensación de sujeción y me resultan más cómodos. Muy útiles para dormir, tener el pecho accesible y en mi caso, que no es que sea especialmente friolera pero si que prefiero tener la espalda y la tripa tapada.

Número 3, las muselinas, ¿no sabes lo que es una muselina? Creo que de las frases que más he repetido durante los primeros meses es, “pasarme la muselina”, son unas telas normalmente muy finas, de algodón o bambú, en mi caso recomiendo las de bambú. Las he usado tanto para limpiar al peque después de mamar los berretes de gato que se les quedan ;-), también cuando echan el aire que en muchas ocasiones va algo más que aire para que no te manchen y luego también las hay más grandes que vienen genial para taparles en verano porque transpiran muy bien y dan el calor justo.

muselinas-bonjour-bebe-online-moda-bebes

Número 4, discos de lactancia, fundamentales, sobre todo al principio y luego cuanto te incorporas al trabajo si sigues con lactancia también. Hay en dos formatos, de usar y tirar y unos lavables en lavadora que los he visto hace poco por Internet pero no los he usado. Otra de mis frases repetidas es, ¿dónde está mi disco? jeje.

imagesdiscos-de-lactancia-lavables-imse-vimse-800x800

Número 5, una luz para por la noche. Tanto para poder ver al peque como para la lactancia, viene muy bien tener un punto de luz tenue que no os desvele. En mi caso al principio si que me sentaba para dar el pecho, pero luego tumbada de lado me resultaba mucho más cómodo, se despierta menos él (que ya de por sí son muchas veces) y me da la sensación  de acabar menos agotada.

Luz_compania_2_PA6049

Por supuesto, a cada una le puede parecer más o menos interesante o tener sus 5 favoritos de lactancia, si quieres dejar en comentarios cual son los tuyos seguro que a más de una le ayuda :-).

Espero que te haya gustado esta nueva entrada y sección, si quieres proponer algún tema, estoy abierta a sugerencias.

Gracias por estar ahí.

Sonia Díaz Reques

Fisioterapeuta especializada en suelo pélvico.

Colegiada 40/0974