Disfunciones sexuales y Suelo Pélvico

Muchas mujeres tienen disfunción sexual desde sus primeras experiencias sexuales o pueden aparecer a lo largo de la vida por diferentes causas. ¿Como funciona la líbido y la respuesta sexual? ¿Qué alteraciones nos podemos encontrar? Y sobre todo ¿Podemos hacer algún tratamiento desde la fisioterapia?

Sigue leyendo para conocer más…

La respuesta sexual humana es el conjunto de cambios físicos y hormonales que experimentan los seres humanos ante el estímulo sexual. Fue estudiada por el  ginecólogo William Masters y la Psicóloga Virginia Johnson.  Se desarrolla de manera diferente en la mujer que en el hombre, y para ver el origen de la disfunción, debemos conocer las diferentes fases de la respuesta sexual y cual de ellas está alterada.

Según Masters&Johnson, hay cuatro fases:  excitación, meseta, orgasmo y resolución. La excitación o libido depende de diferentes factores, niveles hormonales, (andrógenos), estimulación táctil, visual o auditiva, y lo prioritario en las mujeres en muchos casos de disfunción, la autorización a nivel cortical.  Aunque no hay estudios al respecto, se cree que el principal impulsor de la excitación en el hombre es visual y en el caso de la mujer se desencadena con componentes mucho más amplios (miradas, caricias, palabras, etc)

grafica-respuesta-femenina

Según la Organización Mundial de la Salud, las disfunciones sexuales son uno de los problemas que más afectan a la calidad de vida de la mujer  y puede estar relacionado con los diferentes elementos que caracterizan la sexualidad humana como son por orden, el deseo, la excitación, el orgasmo o la satisfacción sexual que experimente la mujer o por otro lado que aparezca dolor asociado durante las relaciones sexuales. Se estima que aproximadamente el 40-45 % de las mujeres adultas presentan disfunción sexual, un indice muy elevado que no podemos pasar por alto.

Aunque como hemos comentado anteriormente, la parte emocional en la mujer, especialmente en muchos casos la autorización cortical esta íntimamente relacionada con las difunciones sexuales, no debemos olvidarnos una parte fundamental que podemos abordar con el tratamiento de fisioterapia que es a nivel orgánico. Nos podemos encontrar alteraciones del tono, tanto por hipotonía (disminución del tono normal) como por hipertonía (aumento del tono normal) del suelo pélvico, de lubricación (muy ligado a la excitación), vascularización, y muy importantes problemas de propiocepción, es decir de conocimiento de su propio cuerpo.

Cuando se producen las fases de la respuesta sexual tenemos un cóctel, donde se liberan una serie de hormonas que hacen que aumente el placer como es la dopamina, elevándolo hasta llegar a la sensación de climax y producir el orgasmo donde una hay importante secreción de oxitocina. Paralelamente se dan una serie de manifestaciones fisiológicas que están denominadas como orgasto donde la activación simpática sexual produce contracciones involuntarias de la musculatura lisa perineal, así como de la musculatura estriada. Tras toda esta fase se liberan endorfinas que provocan una sensación de bienestar intenso.

En los próximas entradas abordaremos las diferentes disfunciones sexuales que están ligadas principalmente a trastornos del deseo excitación sexual, trastornos del orgasmo y finalmente trastornos por dolor (dispareunias) y veremos en cada una de ellas que tratamiento podemos realizar, aunque en muchos de los casos la intervención psicológica va a ser fundamental para el correcto y completo abordaje.

Espero que te haya resultado interesante, nos vemos pronto.

Ya sabes que las dudas y preguntas son más que bienvenidas, escríbenos en los comentarios o si es algún tema más personal que no quieras que sea leído en le foro ponte en contacto en fisiomassegovia@gmail.com.

¡Buen día!

Publicado en Mujer y etiquetado , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *