Elementos terapéuticos para el tratamiento perineal

En la sociedad actual todos hemos oído hablar de bolas chinas, consoladores, vibradores y demás accesorios siempre encasillándolos en una temática erótica y en la mayoría de los casos solo se habla de ellos entre amigas….Sí es verdad, que ahora están tan de moda los taper sex para despedidas, bodas, solterías y reuniones varias, que dan a conocer los elementos de los que se dispone en el mercado a más gente. Debemos destacar de estas reuniones que si bien hay gente preparada, informada y actualizada, hay otra gente que lo que quiere es vender sus productos y no aconsejan a la mujer de manera correcta, pudiendo resultar perjudicial para su salud.

Partimos de la base que cada mujeres es un mundo y que no todas necesitan o pueden utilizar dos bolas chinas o a lo mejor ni siquiera una, dependiendo de como esté su musculatura y cuales sean sus antecedentes personales, y ahí no solo me refiero a los obstétricos puesto que en el ámbito deportivo en mujeres que aún no han dado a luz existen patologías como la incontinencia de esfuerzo como vamos a tratar en otra de nuestras entradas, que son relevantes a la hora de escoger y planificar ejercicios para el trabajo de suelo pélvico específicos para cada mujer.

Para desligar el plano sexual de estos objetos, alguna casa comercial ya ha lanzado estos productos en venta en farmacias y parafarmacias, con un enfoque mucho más terapéutico. En cualquier caso, elijamos lo que elijamos lo mas importante es que el material con el que estén elaborados sea de la mayor calidad posible, normalmente de silicona médica y más aún las uniones que haya entre estos materiales sean seguras para evitar problemas.  Vamos a ver, para que pueden resultar beneficiosos alguno de estos elementos terapéuticos y cuales son las recomendaciones y/o contraindicantes con ellos.

Empezando por las bolas chinas o ahora rebautizadas esferas perineales o ejercitadores de suelo pélvico, cuyo mecanismo es sencillo, una esfera dentro de otra que provoca una vibración silenciosa suficiente para estimular las paredes de la vagina. Como comentábamos hay de varios tipos, tamaños y pesos, esto nos puede ayudar mucho para adaptarnos a todo tipo de mujeres y a su tratamiento en particular. Son muchas las mujeres que tienen guardadas en el fondo del cajón esas bolas chinas que se compraron un día y que cuando se las fueron a poner les hacía daño o no aguantaban con ellas puestas y se iban cayendo. Y lo que está claro es que si hay una debilidad de suelo pélvico lo que menos nos interesa es añadirle peso (y más aun cuando hablamos de dos bolas) , debemos hacer un trabajo progresivo para re-entrenar la musculatura, para luego pasar si es necesario a las esferas utilizando primero menos peso y menos tiempo de utilización e ir incrementándolo si es necesario.

bolas_chinas lelo bolas-chinas intimina bolas-chinas-silicona

 

Otro de los elementos que podemos encontrar son los llamados vibradores o estimuladores perineales, también los encontramos de varios tipos, donde la estimulación es externa, interna o para el punto G. Estos mecanismos son muy interesante en el tratamiento de las disfunciones sexuales tanto en anorgasmias, hipononías como en las dispareunias. Una vez tratamos la patología muscular asociada, los estimuladores ayudan a normalizar esta musculatura y facilitan la función sexual femenina.

                                     intimina-masajeador-personal masajeador-personal-kiri-intimina

En el caso de los vaginismos, en los que el cierre de la vagina conlleva un dolor asociado y un problema para mantener relaciones sexuales con penetración o incluso las imposibilita, existen dildos o consoladores que permiten a la mujer trabajar la relajación muscular con diferentes tamaños en función del punto de tratamiento en el que se encuentre la mujer y en este caso el trabajo de fisioterapia siempre va ligado al trabajo con el psicólogo-sexologo.

En cualquier caso siempre que exista una patología lo más importante es hacer una valoración del suelo pélvico y que tu fisioterapeuta especializado te haga un plan terapéutico adaptado a tus necesidades. ¿Cuando debes acudir a consultar? Siempre que al utilizarlos tengas dolor tanto al ponértelos, durante su utilización o al quitarlos. Si sientes que se te escapan o que no consigues aguantar con las bolas chinas.

Para cualquier consulta, aquí estamos.

Publicado en Mujer y etiquetado , , , .

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *