Entrevista a la matrona Carmele Anabirtarte

Estamos en la semana mundial de la matrona y de la enfermera y el pasado martes 5 fue el día internacional de la Matrona y para celebrar esta semana y culminarla como se merece, hoy tengo el placer de traeros una entrevista con Carmele Anabitarte.

Muchas de nuestras MamásFisio+ ya la conocéis por que ha sido y es vuestra matrona, pero para las que no empezamos con un poco de su biografía. Se formó como matrona en la Casa de Salud y Escuela Oficial de Matronas de Santa Cristina de Madrid. Trabajó  en varios Hospitales públicos: Santa Cristina, La Paz, Gregorio Marañón y en la medicina privada en el Sanatorio de la Milagrosa de Madrid y desde el 2007 trabaja en  el Hospital General de Segovia y además lo compagina con su colaboración como matrona de BERANA.

Desde el plano personal, tengo que decir que admiro a Carmele como mujer y como profesional por mucho motivos, pero lo que nos unirá para siempre es que fue mi matrona en uno de los momentos más importantes de mi vida que fue el nacimiento de Darío, donde su apoyo, cariño y profesionalidad estuvieron presentes en todo momento.

Así que empezamos…

¿Cual es el papel de la matrona en el cuidado de la salud de la mujer? 

La matrona es el profesional de la salud formado para acompañar a la mujer en los distintos procesos fisiológicos toda su vida, algo mucho más amplio que el trabajo en un paritorio. Educación afectivo-sexual en adolescentes, educación maternal, apoyo a la crianza y la lactancia, controles embarazos normales, controles ginecológicos, formación, apoyo y asistencia en la menopausia….. 

Se compagina el trabajo asistencial con la educación sanitaria, imprescindible para cambiar hábitos, conocernos mejor y conseguir un mejor estado de salud. 

¿Qué supone para ti la educación maternal? 

Es un trabajo apasionante, necesario por no decir altamente recomendado para todas las parejas que opten a la mater-paternidad. Es gratificante pues permite establecer una relación más intima y prolongada entre distintas parejas, intercambiando vivencias, lo que te acerca emocionalmente. 

Mi vivencia personal de la maternidad fue totalmente distinta de la que tenía idealizada antes  del parto. Desde el primer minuto, tras recoger el gravindex, no se cumplió mi primera expectativa de sentirme especial, sentirme embarazada para lo que tuve que esperar algún tiempo. 

Yo ya era matrona en mi primer embarazo e hice mi curso en aquel momento: “CURSO PREPARACION DE PARTO SIN DOLOR” con el Dr. Aguirre de Cárcer en el Hospital de La Paz, con los años, la valoración de aquel curso fue que era poco realista, nos hacían sentirnos las protagonistas de nuestro parto. Distintos tipos de respiración, relajación, gimnasia, pero nunca tuve un solo pensamiento en el sentido que mi parto fuera distinto de un parto vaginal normal. 

Llegó el día más deseado de mi vida, mi parto, y tras una larga dilatación terminó en una cesárea por desproporción que viví como un fracaso y me costó tiempo superar. 

Esta espinita me la intentaría quitar en mi segundo parto. Si es un poco más pequeño igual lo consigo parir. Pero no fue así, rompí la bolsa a las 32 semanas de gestación y cesárea anterior más prematuro, cesárea nuevamente. Pero esta vez estaba tan preocupada por mi Nachete que la vía del parto perdió importancia. 

Con los años, en el día a día, no recuerdo cómo fue mi parto pero sí convivo con mi hijo, lo que es realmente importante. 

Esta, es la razón por la que estoy convencida de la necesidad de que la preparación al parto tiene que ser realista, desde el momento que te quedas embarazada debes de conocer a que te enfrentas, cómo te tienes que preparar y cómo has de colaborar, así como conocer las posibilidades de que tu parto sea un parto vaginal eutócico, un parto instrumental o una cesárea. Si tu parto termina en una cesárea, no es un fracaso sino una posibilidad. 

¿Qué cosas deberían saber todas las embarazadas cara al parto? 

La necesidad de conocer a qué se enfrentan, qué va a acontecer en el embarazo, parto y crianza y sobre todo cómo se debe de preparar y colaborar en cada uno de los procesos que rodean al parto, porque cada uno de ellos requiere la participación activísima de la madre y el apoyo incondicional de la pareja. 

Muy importante la confianza en los profesionales, estamos para ayudaros. 

Vuestra obligación como padres es prepararos para este reto de la mater-paternidad, reunir la mayor cantidad de recursos y conseguir disfrutar de la mejor vivencia de vuestra vida. 

Vivimos un momento que hemos magnificado el momento del parto, el EMPODERAMIENTO de la mujer lo hemos entendido mal. Estar empoderada no es tomar decisiones cuyas repercusiones desconocemos sino estar concienciada de la importancia y las repercusiones de nuestras actitudes y decisiones. El embarazo y el parto son procesos complicadísimos en los que influyen multitud de factores pero en los que podemos afirmar que la actitud, colaboración y confianza de los padres son imprescindibles para un final feliz. Seamos responsables y pongamos cada uno nuestro esfuerzo en conseguirlo. 

Muchísimas gracias por tu colaboración en esta entrevista Carmele y por tu acompañamiento magnifico a tantas mujeres durante todos estos años.

 

 

Publicado en General y etiquetado , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *