La importancia de saber los movimientos de tu pelvis que van a ayudar a tu bebé durante la dilatación y el parto

¿Conoces tu pelvis y qué pasa durante la dilatación? 

¿Sabes qué movimientos y posiciones van a ayudar a tu bebé durante todo el proceso?

Si quieres sabes más sigue leyendo…

Una parte fundamental del trabajo del fisioterapeuta perineal y que a mí me apasiona especialmente, es ayudar a la mujer a conocer y entender su cuerpo durante el embarazo, para que al llegar el momento del parto sepa escuchar que necesidades tiene y como adoptar diferentes posturas le puede ayudar mucho. Ya te hablé del proceso de dilatación y de la importancia de que sea dinámico para que el bebé puede bajar por el canal del parto y ayudarle en este proceso (si no has leído el post, puedes verlo aquí, también te puede interesar, llegó el parto, llegó la maratón).

¿Qué es realmente la biomecánica pélvica y porque nos ayuda tanto conocerla para el parto?

Es simple, si tú sabes que movimientos puede hacer tu pelvis y cuales no, pero que posturas pueden favorecer estos movimientos, vas a ayudar a tu bebé a que encuentre el camino y a que salga para por fin poder abrazarle. Durante las clases me ayudo del modelo de pelvis para que poder ver como son estos movimientos que se dan en las articulaciones sacroiliacas y en la sínfisis púbica, podemos influir en nuestra pelvis a través de la posición y movimientos de nuestras piernas o de nuestro tronco, lo principal que tenemos que tener en cuenta es el objetivo que vamos a perseguir durante el momento de la dilatación y durante el momento del parto.

Durante la dilatación,  lo que necesitamos es aumentar el espacio en la pelvis mayor  que es por donde va a ir bajando nuestro bebe, para ello deberemos adoptar posturas con mayor rotación externa de caderas o con retroversión pélvica. Para el momento del parto necesitamos lo contrario, abrir el estrecho inferior, para ello nos ayudaremos de rotación interna de caderas o un movimiento de anteversión, lo que comúnmente llamamos “sacar culo”.

pelvis

Es muy importante tener en cuenta que estos movimientos de los que hablamos, se van a ver seriamente dificultados si mantenemos nuestra pelvis estática y más aún si esá bloqueada por la posición en la que nos encontremos. Por eso durante los grupos de preparación física para embarazadas vemos diferentes posiciones ayudándonos de las pelotas de pilates, balones más pequeños, cojines normales o de posicionamiento para que la mamá tenga diferentes opciones a adoptar según vaya avanzando el proceso.

En este punto también es fundamental el trabajo en pareja, ya que la persona de apoyo va a ayudar a la mamá en la adopción de estas posiciones, con masaje y otras técnicas. Por otro lado está comprobado que el contacto provoca la liberación de hormonas, en especial endorfinas que aumentan el bienestar de la madre y el bebé, disminuyendo la ansiedad y el miedo.

Por estos motivos tanto en la fase de dilatación como en el expulsivo el movimiento y el conocimiento de nuestra pelvis y sus posibilidades facilitan tanto la bajada del bebé como su salida por el estrecho inferior, por eso es fundamental recordar que aunque poco a poco posiciones alternativas de parto como las de decúbito lateral o posición DeGasquet entre otras, van tomando el pulso a la posición en litotomía tradicional, aún el desconocimiento de la biomecánica dificulta los partos en gran medida, unido en muchos casos a pujos expulsivos ineficaces, por falta de conocimientos o por analgesias que bloquean estas sensaciones y que evitan el reflejo expulsivo, predominando pujos en apnea que son más lesivos para el suelo pélvico.

Espero que te haya resultado interesante. Os recuerdo que tenemos una sesión especial en pareja para ver todas las posturas y el trabajo del papa os dejo la información aquí

Espero tus comentarios en la barra inferior y poder resolver tus dudas. ¡Saludos!

Publicado en Mujer y etiquetado , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *