Lo que la Fisioterapia en Lactancia Materna puede hacer por vosotros

¿Qué es la Fisioterapia en Lactancia Materna? ¿Cómo os puede ayudar? 

¿En qué tipos de problemas podemos ayudaros?

 

Del 1 al 8 de octubre se ha celebrado la Semana Mundial en Lactancia Materna y hemos compartido en RRSS información con respecto a la lactancia, el trabajo que hacemos y que profesionales pueden ayudaros en esta etapa.

La lactancia materna es el alimento idóneo para el recién nacido. La OMS (Organización Mundial de la Salud) la recomienda de manera exclusiva hasta los seis meses de edad. A partir de ese momento, los bebés deben recibir alimentos complementarios e inocuos desde el punto de vista nutricional, sin abandonar la lactancia natural hasta los dos años de edad, o más tarde.

Una de las funciones más importantes que tiene el bebé, es mamar. Y mamar no sólo conlleva la nutrición, sino protección, amor, contacto, seguridad, hidratación, salud, apego,… Si es una de las funciones más importantes, y tiene dificultades ¿qué otros problemas pueden aparecer a medida que el bebé va creciendo? Problemas en la lactancia es el primer indicador de que vuestro bebé necesita apoyo. No podemos restar importancia a que un bebé no mame correctamente. En muchas ocasiones, se trata de un problema de falta de información, de posición.. sin embargo, otras tantas, puede haber un problema músculo-esquelético. Y es ahí donde entra el papel del fisioterapeuta.

Como fisioterapeutas en lactancia materna, podemos tratar los posibles problemas músculo-esqueléticos que puedan surgir a través de la terapia manual, pero además, lo que nos diferencia de otros profesionales, es que tenemos conocimientos actualizados en la materia y somos capaces a aunar ambas partes (conocimiento en la materia y terapia manual) para ayudar a tratar los problemas que vayan apareciendo. Somos un eslabón más para ayudar a las madres y bebés, no sólo en la cuestión de alimentación, sino de desarrollo. Afortunadamente, hoy en día podemos contar con la ayuda de un amplio campo de profesionales entre los que se encuentran las matronas, las asesoras de lactancia, las IBCLCs y los pediatras. Sin olvidarnos de la importancia que cobra el apoyo de la pareja y el resto de familiares.

Para identificar si tenemos un problema en lactancia materna basta con ver si el bebé hace daño al pecho de la madre, dando lugar a grietas, obstrucciones, mastitis… o que no coge el peso necesario, etc. Desde la fisioterapia, valoraremos al bebé, no sólo el movimiento espontáneo, pero también las estructuras y los reflejos primitivos. Y con estructuras me refiero a la pelvis del bebé, a su columna vertebral, al cráneo, a la musculatura, etc. Y os pongo algunos ejemplos:

  • Si el bebé tiene un problema cervical, bien sea muscular o articular, que le impida mover el cuello con naturalidad, va a ser muy difícil que mame manteniendo el eje oreja-hombro-cadera alineado. En este caso, habrá que adaptar la postura de la mamá y del bebé hasta que el problema de base esté solucionado.
  • Por otro lado, la cabecita de los bebés aún no está formada y los huesecitos que la componen tienen cierta movilidad, prueba que se contrasta cuando se solapan al pasar por el canal del parto y se reorganizan a los pocos minutos. Si entre esos huesecitos existiese una falta de movilidad, pueden estar limitando otras estructuras, como pueda ser el movimiento de la lengua, que deben ser valoradas y tratadas.
  • Si por el contrario, se trata de un problema de producción, hay que valorar que la succión en verdad sea efectiva, con una frecuencia ideal… Es importante aquí impartir educación para la salud en lactancia materna.

Si te preguntas cuándo acudir a nosotros, la respuesta es sencilla: en cuánto aparezca dolor y se mantenga tras consultar con los otros especialistas en esta área, porque quizá no sea un problema postural, si no músculo-esquelético. De todos modos, siempre es recomendable hacer una revisión de fisioterapia en torno a las tres semanas o el mes, aunque el bebé no tenga problemas al mamar, esté cogiendo peso bien, sin hacer daño a la mamá, se quede saciado, empape pañales..

Para finalizar, la lactancia es de las madres. Frase que Jose Luis García repite sin cesar, y es verdad. Son las madres las que deciden, y como profesionales, tenemos que acompañar a esa madre y bebé en las decisiones que hayan tomado, desde la información, el respeto y el amor.

No dudes en consultarnos si tienes alguna duda, ¡estaremos encantadas de ayudaros!

Un saludo a todos,

Beatriz Martin Bravo

Equipo Fisio +

 

Publicado en Maternidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *