Los “secretos” del clítoris. Parte II

Continuamos con la segunda parte de los “secretos” del clitoris, si no has leído la primera pincha aquí

¿Has intentando hacer  el ejercicio que te propuse? Era que probaras a dibujar tu anatomía externa e interna, ¿qué tal ha salido? ¿tienes todo controlado y en su sitio? ¿dónde y cómo has situado el clítoris? Hoy para completar el ejercicio te propondría una segunda parte, coge un espejo y mírate, si, sí, mírate “ahí abajo”. Muchas mujeres nunca se han mirado o sólo en ocasiones muy concretas cuando han tenido picor o han notado algo raro.

Y ahora seguimos con el post, donde nos habíamos quedado… ¡ah sí! con el pequeño e insignificante “botón” que resulta que sólo en eso que se ve, hay ni más ni menos que el doble de terminaciones nerviosas que el pene. Uy, pues parece que no es tan insignificante como pensabas ¿no crees? No te castigues, lamentablemente, no eres la única que lo piensa, perdón, que lo pensabas :-). En nuestra sociedad nos han hecho creer precisamente eso, que si somos más difíciles que ellos, que si lo nuestro es más pequeño… Ja! Pues e aquí la gran verdad y lo voy a poner en mayúsculas para que se quede grabado: EL CLÍTORIS ES EL ÚNICO ÓRGANO DEL CUERPO CUYA ÚNICA FUNCIÓN ES DAR PLACER. Entonces, si las mujeres tenemos un órgano exclusivo para el placer, habrá que aprovecharlo, ¿no? ¿Qué te parece?  Y ni más ni menos que tiene 8.000 terminaciones nerviosas frente a las 4.000 del pene, ufff pues para ser algo tan pequeño, tiene mucho potencial, y es que, no es solo lo que se ve. Lo que realmente vemos es el glande del clítoris que sería la punta del iceberg y el resto está más interno, pero tranquila que lo podemos estimular de igual mantera. Primero, vamos a ponerle “cara” con una imagen:

El clítoris consta de diferentes partes y al igual que en los hombres, el prepucio recubre el glande del clítoris que durante la excitación se hace más visible porque tiene capacidad de erección gracias a su tejido eréctil y su importante vascularización. Cómo puedes ver en la imagen los bulbos rodean la entrada de la vagina y los cuerpos van hacia los laterales. ¿Qué tamaño tiene realmente?  De 10-12 cm, que no es poco querida, y además es de los pocos órganos que no envejece y se puede seguir usando tengas la edad que tengas, de hecho una mujer mayor tendrá un 2,5 por ciento más grande el clítoris que es la adolescencia. Esto es muy importante, porque entre otros síntomas cuando llegamos a la menopausia la sequedad vaginal es uno de los problemas más habituales, problema que mejora si aumentamos la lubricación natural.

Vamos a desterrar otro mito, seguro que has oído hablar en más de una ocasión de que existen dos tipos de orgasmos, el vaginal y el clitoriano, pues ya te digo que NO. De hecho el amigo Freud, decía que una mujer no era madura si no tenía orgasmos vaginales, ya ves tu… Realmente como ves en la imagen es la estimulación de las diferentes partes del clítoris las que provocan los orgasmos, todos vienen del mismo sitio.

Por eso si quieres cuidar tu suelo pélvico y mantenerlo en forma, una de las mejores cosas que puedes hacer es tener orgasmos, ya que durante estos se realizar contracciones involuntarias que mejoran el tono muscular, además de la liberación de hormonas como las endorfinas que nos hacen sentir genial. Por lo que es un arma terapéutico  y que se puede entrenar, vamos que es el tratamiento perfecto y como dice una fisioterapeuta y matrona que me encanta no tiene dosis toxica :-D.

Espero que te haya resultado interesante esta entrada. Si es así, déjame un comentario y compártelo con mujeres a las que quieras y les pueda interesar.

Sonia Díaz Reques

Fisioterapeuta especializada en suelo pélvico.

Colegiada 40/0974

Publicado en Mujer y etiquetado , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *