Preparación física para embarazadas vs Preparación al parto (Educación Maternal)

¿Es lo mismo Preparación Física que Preparación al Parto o mejor dicho Educación Maternal? ¿Lo imparten los mismos profesionales sanitarios? ¿Es compatible y útil realizar ambas? Estas son alguna de las preguntas que las mamás me suelen hacer cuando vienen a pedir información al centro, en este post vamos aclararlas y a ver la utilidad de ambas.

Lo primero que debemos aclarar es que son totalmente compatibles y aún mas complementarias, el primer caso lo impartimos los fisioterapeutas especializados en suelo pélvico, tanto en grupo como de manera individual, normalmente desde la semana 20 hasta el final del embarazo. Lo que queremos conseguir con estas sesiones es trabajar y preparar el cuerpo durante el embarazo minimizando los problemas derivados de la ganancia de peso, el cambio del centro de gravedad etc. ¿Cómo vamos a conseguir esto? Principalmente con ejercicios para fortalecer la musculatura tanto de suelo pélvico como del abdomen, con contracciones específicas para los diferentes tipos de músculos, también trabajando la respiración, mejorando el control motor y propiocepción de nuestro cuerpo fundamental para saber actuar y escuchar sus necesidades durante la gestación, parto y postparto. Cuanto mejor preparada esté la musculatura, mejor va a ser el parto y la recuperación posterior, también hacemos un trabajo muy importante flexibilizando las articulaciones pélvicas, dándolas mas movilidad ayudamos en la biomecánica pélvica para el parto ( si te perdiste este post, pincha aquí). El control de la respiración, va a ser fundamental a la hora de la dilatación-parto y saber respirar correctamente (que aunque parezca mentira no todos sabemos), de forma coordinada tanto con las contracciones como con la relajación nos va a dar mucho mas control y tranquilidad de la situación.

Por otro lado la educación maternal la imparte enfermeras con la especialidad de matronas, cada matrona distribuye la duración y los contenidos, pero lo más habitual es que se empieze sobre la semana 28 de gestación y tengan una duración de 6-8 sesiones y los contenidos que abordan en las  clases van desde cambios en el cuerpo de la mujer en el embarazo y en el puerperio, cuidados del recién nacido y lactancia materna, como es el curso clínico del parto fundamentalmente, este último muy importante, no solo para entender mejor el proceso en si, sino también para que tanto  la madre como el padre o acompañante sepan también cuando acudir al hospital, como actuar como figura de apoyo y los protocolos básicos que se siguen en el centro de referencia de la ciudad.

Espero que te haya resultado interesante, para cualquier duda o sugerencia déjala en la barra inferior o a través del contacto.

Gracias por compartir!

Publicado en Mujer y etiquetado , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *