¿Qué es el Método Naces?

¿Qué es el Método Naces? ¿Cómo funciona nuestro cerebro ante la relajación? ¿En que nos ayuda?

Sigue leyendo para saber mas…

Hoy os traigo una entrada especial, para hablaros de un método en el que me he formado desde principios de año, que ha creado un antes y un después en mi, dándome una herramienta más para ayudar y acompañar en este proceso tan bonito y que creo que puede cambiar la perspectivas, expectativas, sensaciones y vivencias de la mujer con respecto a su embarazo y al momento del nacimiento, y no digo parto porque cada vez me gusta menos esa palabra. Igual que pasa con la menstruación, que como hablábamos hace un tiempo en otro post (te dejo el enlace aquí por si quieres volver a verlo), con el nacimiento tenemos asociada una única palabra desde niñas, DOLOR, y mira que podríamos asociar multitud de palabras o adjetivos diferentes para referirnos a la llegada al mundo de un hijo, Vida, Amor, Alegría y muchas mas, y no, no digo que ese momento no sea intenso, más o menos intenso dependiendo de la mujer, del momento, del ambiente, de como se sienta ella, lo que digo es que en nuestro cerebro esta guardado en negrita esa palabra desde que empiezas a tener uso de razón y escuchas a las mujeres de tu alrededor hablar de ello. Quizá sea el momento de cambiar esta asociación y hacer ese momento lo mas consciente, especial y único posible, con su intensidad, con sus sensaciones y siempre con un buen acompañamiento tanto físico como emocional.

Con el Método Naces, creado por Esther Navarro, lo que intentamos es esto, activar nuevos pensamientos, sentimientos y actitudes para afrontar ese momento con mayor confianza y seguridad en nosotras mismas, trabajando mediante diferentes técnicas a nivel consciente e inconsciente, pero para eso debemos de entender como funciona el cerebro de una forma sencilla y como podemos influir en él.

A nivel cerebral realizamos dos divisiones, una parte externa que es la corteza cerebral, la que se encarga de la conciencia y la voluntad superior, por eso somos seres racionales diferenciándonos de otros animales(aunque a veces no lo parezca) y el subcórtex o cerebro primitivo que es la parte que nos emparenta con el resto de los animales, donde existe un centro nervioso que es el Tálamo y dentro de él una estructura nerviosa que es la Amígdala, que es la responsable de que el cerebro no diferencie entre lo que es real y lo que no lo es.

Cuando estamos en una relajación profunda, el cerebro libera un tipo de ondas diferentes, llamadas Ondas Alfa y diferentes funciones  corporales se modifican, la respiración es mas lenta y regular, el ritmo cardíaco disminuye, y todo el cuerpo se relaja, de esta manera se inhibe la corteza haciendo que el área del inconsciente este mas despierto y sea mas fácil transmitir mensajes positivos con respecto al embarazo y el proceso de dar a luz, evitando los miedo e ideas instauradas. A nivel neurofisiológico también se desencadenan una serie de respuestas que facilitarán la secreción de hormonas que favorecen el proceso del nacimiento como son la oxitocina, endorfinas y serotonina, de las que hablaremos en otro post.

Durante los grupos de preparación física para embarazadas, desde hace poco utilizo esta técnica para acompañar de una manera diferente a las mamás con sensaciones muy positivas y emocionantes, os invito a alguna de las que ya las habéis podido experimentar, que contéis vuestra experiencia en los comentarios.

Espero como siempre, te haya gustado la entrada y que ya sabes que estoy disponible para cualquier duda y comentario.

Mil gracias por estar ahí!

Publicado en Mujer y etiquetado , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *