¿Sabes qué son los prolapsos?

El prolapso hace referencia al descenso de los órganos pélvicos respecto a la posición que deben tener anatómicamente a través del conducto vaginal. Generalmente este descenso afecta a varias estructuras, el principal soporte de estas es fascial y ligamentoso, dependiendo de su localización encontraremos: en la parte anterior donde se sitúa vejiga y uretra (cistocele o cistouretrocele), en la parte media el útero (histerocele) o en la parte posterior, cuando hablamos de las asas intestinales (enterocele) o recto (rectocele).

reproductorfemenino

Diferenciamos el prolapso del 0 al 4 de gravedad tanto en posición de reposo como durante la maniobra de valsalva (aumentando la presión dentro del abdomen como cuando se va a defecar) y a través esta valoración que realiza el ginecólogo podemos plantearnos el tratamiento conservador de fisioterapia o en los casos en los que la gravedad aumenta es necesario tratamiento quirúrgico.

Los motivos por los que debes consultar son:

  • Sensación de pesadez genital/pélvica.
  • Sensación de bulto en la zona genital/pélvica.
  • Tumefacción vulvar.
  • Síntomas urinarios: incontinencia, sensación de vaciado incompleto, dificultad al inicio y/o final de la micción…
  • Síntomas intestinales: estreñimiento terminal, necesidad de hacer mas fuerza de la normal y cambio de posición para defecar…
  • Síntomas sexuales: dispareunia
  • Otros síntomas como dolor lumbar o por estar mucho tiempo de pie en la zona genital

Normalmente la causa de los prolapsos es multifactorial, siendo estos factores los mas habituales, la edad, defectos del tejido conjuntivo genéticos, partos vaginales con mucho trabajo expulsivo, obesidad, estreñimiento crónico, profesión, cirugías pélvicas y tos crónica.

Es fundamental realizar una exploración del conjunto abdomino-pélvico para valorar como están todas las estructuras y poder realizar un plan terapéutico de fisioterapia perineal adaptado a cada paciente.

Si tienes o sientes cualquiera de estos síntomas, consúltanos sin compromiso.

Publicado en Mujer y etiquetado , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *