¿Sabes que es la dispareunia?

Al hilo de la entrada sobre disfunciones sexuales, hoy vamos a hablar de la dispareunia dentro de los trastornos por dolor,

¿En que consiste? ¿Qué tratamientos tiene?

Sigue leyendo para saber más…

Si no leíste la entrada sobre disfunciones sexuales, te invito a que la eches un ojo primero para luego ir viendo el resto de entradas relacionadas como es esta :-), solo tienes que pinchar aquí.

Y para ver la otra entrada relacionada, sobre el vaginismo, puedes pinchar aquí.

La dispareunia se define como dolor o sensación de molestia durante las relaciones sexuales, puede afectar tanto a hombres como mujeres durante las diferentes fases de la relación sexual. Como nos pasaba con el vaginismo, también la podemos clasificar en primario, si está presente desde las primeras relaciones sexuales o secundario en el caso de que la aparición haya sido secundaria a algún hecho físico, emocional o con alguna causa no concreta.

En el caso de la mujer y por las características anatómicas tanto externas como internas, podemos clasificarla también por dispareunia superficial, media o profunda.  Vamos a ir viendo cada una de ellas y que síntomas pueden dar.

vejiga

Continúa leyendo

Dolor pélvico crónico

¿Qúe es el dolor pélvico crónico? ¿A Quien afecta?¿Qué tratamientos pueden ser efectivos? Sigue leyendo…

El dolor pélvico crónico es un dolor persistente en la región pélvica, que se da tanto en hombres como en mujeres,  puede extenderse desde la zona diafragmática hasta por debajo de la pélvis, con una duración superior a 6 meses. Engloban  diferentes cuadros clínicos, normalmente asociado a las vías urinarias, la función sexual, problemas digestivos, de suelo pélvico o ginecológicos, con consecuencias cognitivas, comportamentales, sexuales y emocionales.

Se habla de una prevalencia de aproximadamente un 14,5 % de mujeres y en hombres

Dentro del dolor pélvico crónico nos encontramos varias patologías que iremos describiendo en otras mini-entradas que son:

  • Vaginismos.
  • Vulvovestibulitis.
  • Dispareunia.
  • Endometriosis
  • Neuralgia del pudendo.
  • Cistitis intersticial
  • Prostatisis crónica.

Los tratamientos son igualmente variados como los síntomas, pero está demostrado que diversas técnicas de fisioterapia mejorar la calidad de vida y en muchos casos resuelven parte de los síntomas. Este dolor genera un cuadro de hipertonía (aumento de tono muscular) en el suelo pélvico y región pélvica que provocan un Sindrome miofascial (SDM)  que afecta a los musculos y las fascias (tejido que envuelve a la musculatura y a todas las estructuras corporales), por lo que los tratamientos de fisioterapia irán encaminados a disminuir el dolor y diminuir el tono muscular. Para ello es fundamental una evaluación de todo el conjunto abdomino-pélvico para poder determinar que musculatura está implicada. Técnicas manuales como tratamiento de puntos gatillo miofasciales, estiramientos, tratamiento del diafragma torácico y pélvico, masoterapia, como instrumentales  la hipertermia y el biofeedback negativo han dado muy buenos resultados también en la disminución y manejo del dolo y tono muscular.

También es fundamental implantar una serie de cambios higiénico-dietéticos que van a ayudar disminuir el cuadro clínico, como una buena hidratación y evitar el estreñimiento, intentar dormir correctamente y realizar alguna técnica de relajación y a nivel de alimentación, evitar alimentos proinflamatorios.

Desde el punto de vista médico cuando hay un problema clínico claro se utilizan diferentes medicamentos o cirugías con el fin de quitar la compresión del nervio, en el caso del pudendo.

En el caso del vaginismo, el componente psicológico es fundamental, por lo que el tratamiento físico realizado por el fisioterapeuta siempre va a seguir en una misma línea consensuada con el psicólogo para poder avanzar correctamente.

Pero todos estos factores los iremos contando en sucesivos post.

Saludos!

El dolor lumbo-pélvico

Cuando explicamos y vemos la estructura muscular y ligamentosa del suelo pélvico siempre lo relacionamos con la musculatura abdominal y lumbar, realmente no podemos dividir una zona de otra ni olvidarnos de la influencia que la presión intraabdominal ejerce hacia ambas direcciones, de la que hablamos en otro de nuestros post sobre como gestionar las presiones abdominales (solo para suscriptores del blog 🙂 )

Lo que si que está demostrado y a lo largo de nuestra experiencia lo podemos corroborar, es un aumento considerable de dolor lumbar cuando hay una falta de tono del suelo pélvico (SP), por eso en muchos casos pese  a que se realice un tratamiento de la zona lumbar, a los pocos días el dolor vuelve y persiste, y hablaremos de dolor lumbo-pélvico y en la mayoría de los casos este dolor va acompañado de debilidad de suelo pélvico, presentando incontinencia urinaria, prolapsos y debilidad de suelo pélvico. En estos casos es necesario hacer una valoración apropiada de todo el conjunto, abordando la musculatura del SP,  la musculatura abdominal, ver como esta la estabilidad lumbopélvica y tratar no solo la zona lumbar sino también el resto de estructuras.

Se habla que el 70% de las mujeres han sufrido dolor de espalda como mínimo una vez en la vida, y este dolor se hace mas presente durante el embarazo , ascendiendo hasta un 80% y apareciendo también en el postparto, afectando esto a su calidad de vida, tanto en el entorno laborar como personal. Los cambios hormonales que tiene la mujer a lo largo de su vida, influyen en gran medida en esta estabilidad lumbo-pélvica de la que hablamos, y mas aún durante la gestación, ya que los ligamentos que son el principal sistema de soporte y estabilización son hormo-sensibles, viéndose alteradas sus cualidades. Por esta misma razón muchas mujeres que toman anticonceptivos hormonales presentan alteraciones de la estática pélvica, dolor y disfunción.

Durante el embarazo, la presencia de relaxina, que tiene un efecto sobre el aumento de laxitud ligamentosa, hace que se puedan dar todos los cambios físicos en la mujer durante el embarazo y favorecer el desarrollo del parto, pero en decrimento de la estabilización. Por esto es tan importante, tener una buena propiocepción y realizar ejercicios específicos guiados por un profesional para conseguir que todo el conjunto de estructuras funcione de manera correcta y evitemos dolor y la discapacidad que este nos puede ocasionar. Para este fin también encontramos las fajas o mejor llamados cinturones de estabilización pélvica de las que hablaremos próximamente.

¿Donde podemos encontrar este dolor? En el embarazo principalmente el dolor lumbar pude ir desde las vertebras lumbares hacia la zona sacra, y el dolor pélvico se suele localizar mas en zona sacroiliaca, región glútea, y sínfisis del pubis, aunque en ocasiones se puede irradiar hacia la parte posterior de la pierna e ingle. Puede aparecer a lo largo del embarazo, y si que se puede realizar tratamiento durante la gestación, aunque normalmente esperamos el primer trimestre, luego se puede tratar de manera normal, donde utilizaremos técnicas específicas de fisioterapia para los síntomas que presenta la embarazada.

pelvis

¿Sufres o has sufrido dolor en la zona lumbar o pélvica? ¿ Tienes dolor y presentas síntomas como incontinencia, pesadez o crees que tienes debilidad muscular? Es fundamental abordar todo el conjunto y realizar una exploración para que el tratamiento sea efectivo.

Déjanos tus comentarios abajo, dudas o sugerencias. ¡Hasta pronto!

Si esta información te parece interesante y crees que también puede serle para las mujeres de tu vida, compártela ¡gracias!

Cefaleas tensionales, como combatirlas

Habitualmente acuden pacientes  con dolor de espalda asociado muchas veces a dolores de cabeza, la mayoría de ellos son cefaleas tensionales por contracturas musculares en cuello y cuero cabelludo debido a posiciones mantenidas, estrés o ansiedad, fatiga excesiva, tensión ocular o consumo de tóxicos como el tabaco y el alcohol y una de las mas comunes el bruxismo (aumento de tensión en la musculatura de la mandíbula principalmente que aumenta la presión entre los dientes), ¿te suenan estos síntomas? ¿te suele pasar algo parecido? No tengo una receta mágica para que desaparezcan, es una pena…, pero sí que hay una serie de puntos a tener en cuenta para mejorar e intentar disminuir las crisis en la medida de lo posible.

Primero de todo la respiración, está muy ligada al síntoma de estrés, ansiedad, si no lo has leído te invito a que eches un vistazo al post de ¿Sabes respirar? es fundamental una correcta oxigenación para que la musculatura trabaje en condiciones optimas y para eso simplemente necesitas RESPIRAR y lo pongo con mayúsculas para que seas consciente de como lo haces y utilizarla para calmarte y darte un minuto para tranquilizarte y poner cada cosa en su sitio.

Continúa leyendo