Varices vulvares durante el embarazo

¿Sabías que existen las varices vulvares y que pueden aparecer en el embarazo? ¿Sábes como tratarlas y que indicaciones tienes que seguir para aliviar sus sintomas? Sigue leyendo y te contamos todo

En el embarazo se producen una serie de cambios fisiológicos que son normales, como una vasodilatación y aumento de flujo en la zona de los genitales y útero, esto es debido a que se crean vasos nuevos y otros se dilatan. Todos estos cambios hacen que la vulva cambie de color a un tono mas intenso en vez del color rosado habitual.

Aunque no son muy frecuentes, ya que solo aparecen en menos de un 7 % aproximadamente de las mujeres, alrededor de la semana 20 de gestación, si que es interesante conocer sus síntomas para poder identificarlos y en caso necesario acudir a nuestra matrona y/o ginecólogo de referencia. La apariencia es de una vena de tono azulado en la zona de los labios, lo mas frecuente es que se encuentre solo en un lado, suele acompañarse con sensación de pesadez en la zona pélvica, en ocasiones con prurito (picor) y algunas veces con dolor. También puede aparecer hemorroides y aumento de las varicosidades en miembros inferiores.

Normalmente el tratamiento es conservador, intentando no pasar mucho tiempo sentada ni de pie, uitilizar medias de compresión, duchas de contraste por las piernas (agua fria- agua caliente, terminando siempre con agua fria) para ayudar a las venas a que realicen vasocontriccion y vasodilatación respectivamente, y asi mejorar el retorno sanguineo, también podemos utilizar  frio local para disminuir el rubor y dolor de la zona.  Aplicarnos cremas con caléndula que tiene un efecto calmante, colocar las piernas en alto y realizar ejercicios circulatorios de  miembros inferiores va a ayudar a disminuir la congestión pélvica y mejorar la pesadez de miembros inferiores.

Desde la fisioterapia, la técnica de elección es el drenaje linfático manual que nos va a ayudar a disminuir el edema mejorando la pesadez y congestión.

En cuanto al masaje perineal, si no existe ninguna pauta medica que lo contraindique se puede realizar, aun así antes de comenzar a realizarlo en la semana 34 consulta a tu ginecólogo y/o matrona.

¿Tienes dudas? ?¿Quieres hacer alguna pregunta? Te espero en los comentarios encantada.

Saludos.

Video

Tratamiento y prevención del linfedema

No nos vamos a extender en explicar lo que es el DLM por que lo podéis encontrar en nuestra página pinchando en el enlace, pero creo que si que es necesario tener en cuenta que síntomas nos deben de alarmar para creer que podemos tener un linfedema y a quien le puede ocurrir esta patología.

En el caso de linfedemas primarios son debidos a una malformación de los ganglios y/o vasos linfáticos donde  la aparición puede ser tanto al comienzo de la vida como en su transcurso, siendo mas frecuente la afectación en mujeres que en hombres y debutando en un 70% de los casos en un miembro inferior empezando por el pie. En el caso de linfedemas secundarios su aparición se debe a una lesión que afecte el drenaje linfático, bien por una cirugía, radioterapia, cáncer (de mama, pélvico, melanoma…), radioterapia, o traumatismo, que impida en ambos casos la correcta evacuación de elementos que componen la linfa como son proteínas, sustancias de desecho, células plasmáticas y ácidos grasos.

Debes acudir a tu médico y a tu fisioterapeuta especializado si notas pesadez, aumento de volumen, señales por presión con la ropa como puede ser con los calcetines que tarden mas de lo normal en irse o incluso que al apretar la piel aparezca fóvea, un hundimiento que tarda en desaparecer.

Que cosas podemos hacer para prevenirlo, eleva el brazo para la correcta circulación, evitar temperaturas extremas, cortes y picaduras. Intenta hacer ejercicio moderado y llevar una correcta alimentación sin ingerir mucha sal. Intentaremos no poner inyecciones o extraer sangre en ese zona en particular para evitar infecciones.

Una vez diagnosticado el fisioterapeuta especializado hará un plan terapéutico personalizado que constará de drenaje linfático manual, ejercicios domiciliarios y medidas de contención como son los vendajes funcionales y los manguitos.

Consultanos cualquier duda tanto en la zona de comentarios como por teléfono y mail.

Cáncer de mama y tratamiento posterior

Después muchas pruebas, de la espera y del diagnostico de un cáncer de mama, viene el proceso duro y largo para el paciente y la familia de asumirlo, ver como va a ser el futuro mas próximo y llega rápido, casi sin que te de tiempo a objetar nada del tratamiento que normalmente es una combinación de cirugía, quimioterapia y radioterapia,  ¿y luego qué? Si bien es cierto que afortunadamente los equipos de oncología son muy cualificados hay muchas dudas, entre ellas si hay algún tratamiento que debo seguir después de que termine todo,o o si es normal este aumento de volumen que tengo en el brazo,  o porque me ha salido este cordón en la zona cicatriz.

Es fundamental una buena planificación de ejercicios para evitar que queden restricciones en el movimiento, principalmente del hombro por la cicatriz en el pecho y o en la axila, y así recuperar una movilidad  y una funcionalidad correcta. También es muy necesario un buen cuidado de la cicatriz utilizando un aceite de rosa mosqueta puro que nos va a ayudar a cicatrizar con presiones opuestas en los laterales para permitir despegar el tejido y tener mejor deslizamiento de la cicatriz sobre el resto de los planos. Por ultimo es muy importante vigilar bien si aumenta el volumen en el brazo y podemos tener un linfedema para lo que sería necesario realizar  drenaje linfático manual para evitar la acumulación de líquido entre los tejidos y la fibrosis.

Cada paciente es diferente pero lo que esta claro que un tratamiento precoz puede evitarnos muchas complicaciones a largo plazo.

Recuerda PREVENCIÓN= CURACIÓN