Llegó el parto, llegó la maratón.

Nadie se plantea correr una maratón sin un entrenamiento previo de meses para estar en unas condiciones optimas tanto físicas como psicológicas, ¿Y por que un parto no se plantea así? Se da por su puesto que la mujer tiene que saber lo que tiene que hacer en cada momento (ahí ayuda mucho el personal médico que te toque, hay ginecólogos y matronas que explican todo y otros que creen que ya lo tienes que saber y no te dan ninguna información), llegar al día del parto y empujar correctamente. ¿Pero, que estamos utilizando para ello? La respuesta es obvia, músculos que en la gran mayoría de los casos muchas de las mujeres ni saben que existen, ni como funcionan, ni como los pueden ejercitar, y no me refiero solo a el suelo pélvico sino también a toda la musculatura abdominal, que llevamos castigando y debilitando durante años con ejercicios agresivos e inefectivos para los fines que perseguimos como son los abdominales clásicos(os dejo aquí el link del post en el que hablábamos de ello).

Continúa leyendo