Varices vulvares durante el embarazo

¿Sabías que existen las varices vulvares y que pueden aparecer en el embarazo? ¿Sábes como tratarlas y que indicaciones tienes que seguir para aliviar sus sintomas? Sigue leyendo y te contamos todo

En el embarazo se producen una serie de cambios fisiológicos que son normales, como una vasodilatación y aumento de flujo en la zona de los genitales y útero, esto es debido a que se crean vasos nuevos y otros se dilatan. Todos estos cambios hacen que la vulva cambie de color a un tono mas intenso en vez del color rosado habitual.

Aunque no son muy frecuentes, ya que solo aparecen en menos de un 7 % aproximadamente de las mujeres, alrededor de la semana 20 de gestación, si que es interesante conocer sus síntomas para poder identificarlos y en caso necesario acudir a nuestra matrona y/o ginecólogo de referencia. La apariencia es de una vena de tono azulado en la zona de los labios, lo mas frecuente es que se encuentre solo en un lado, suele acompañarse con sensación de pesadez en la zona pélvica, en ocasiones con prurito (picor) y algunas veces con dolor. También puede aparecer hemorroides y aumento de las varicosidades en miembros inferiores.

Normalmente el tratamiento es conservador, intentando no pasar mucho tiempo sentada ni de pie, uitilizar medias de compresión, duchas de contraste por las piernas (agua fria- agua caliente, terminando siempre con agua fria) para ayudar a las venas a que realicen vasocontriccion y vasodilatación respectivamente, y asi mejorar el retorno sanguineo, también podemos utilizar  frio local para disminuir el rubor y dolor de la zona.  Aplicarnos cremas con caléndula que tiene un efecto calmante, colocar las piernas en alto y realizar ejercicios circulatorios de  miembros inferiores va a ayudar a disminuir la congestión pélvica y mejorar la pesadez de miembros inferiores.

Desde la fisioterapia, la técnica de elección es el drenaje linfático manual que nos va a ayudar a disminuir el edema mejorando la pesadez y congestión.

En cuanto al masaje perineal, si no existe ninguna pauta medica que lo contraindique se puede realizar, aun así antes de comenzar a realizarlo en la semana 34 consulta a tu ginecólogo y/o matrona.

¿Tienes dudas? ?¿Quieres hacer alguna pregunta? Te espero en los comentarios encantada.

Saludos.